Consignación como oportunidad de negocio online

oportunidad de negocio online

En el caso de que busquéis una oportunidad de negocio online, la consignación puede ser vuestro tipo de negocio. Es verdad que es un modelo atípico y que no es nada conocido, pero puede servirte para lo que estás buscando. Por ello, os queremos brindar una información que puede ser muy valiosa para vuestro negocio. Coged asiento y un café porque arrancamos.

Poca inversión

Como no tenemos que comprar productos para tener stock en nuestra tienda, no tendremos que destinar toda esa inversión inicial a ese fin. La primera consecuencia de ello es poder invertir todo ese dinero a otros fines, como es la elaboración de la página web, publicidad, etc.

Catálogo de calidad

Al no estar preocupados por pagar una letra correspondiente a cada proveedor, podemos conformar un gran catalogo mediante consignaciones. La única dificultad radica en encontrar un buen consignador y un producto de calidad. Después de conseguir eso, podremos ofrecer a los clientes un catálogo a la altura de cualquier tienda online.

Conocer nuevos productos

Mediante la consignación existe la posibilidad de dar a conocer productos que los clientes habituales no sabían que existían, por lo que no hay que correr ningún riesgo de comercialización o publicidad adicional.

Negocio convencional

En el negocio de compra-venta ordinario siempre hay una parte fuerte (el proveedor) y una parte débil (el comerciante). Normalmente, la parte fuerte impone unas condiciones dejando poco margen de negociación, así que el comerciante tiene la libertad de aceptar o desistir.

En esta modalidad esto no llega a ocurrir porque todos salen ganando, sin la necesidad de tener que correr riesgos. Por ello, podemos pactar cualquier tipo de acuerdo o convenio entre el consignador y nosotros.

El papel lo soporta todo

Esta es una consecuencia directa de lo dicho en el apartado anterior. Significa que podemos hacer un contrato que estipule cualquier cosa, siempre y cuando se respeten los requisitos esenciales y accidentales del contrato. Por tanto, se puede pactar desde la división de gastos financieron, comisiones, porcentajes, plazos de servicio; todo lo que se crea conveniente.

Terminación sencilla

La relación se extingue por causas claras:

  • Vencimiento del plazo para vender los bienes.
  • Fallecimiento de alguna de las partes.
  • Extinción acordada por las partes.
  • Incumplimiento de alguna de las partes.

También se puede extinguir por cumplir ambas partes las obligaciones pertinentes, como sería vender el producto y realizar el pago.

Otros temas que puede consultar:

2018-09-26T16:06:03+00:00